En la sesión fotográfica con Jennifer pude darme cuenta que es una chica con un gran carisma, aunque se vea muy seria, es una chica muy alegre que adora las fotos.




El tiempo se fue tan rápido que siento que faltaron muchas fotografías por tomar, me gustan mucho los photoshoots por que en ellos se captura la esencia de cada persona, eso la hace única.